Trump positivo a la COVID-19: riesgos y escenarios posibles

Donald Trumppositivo COVID
El presidente norteamericano genera incertidumbres con su enfermedad. Foto: El Heraldo.

El anuncio este viernes de que el presidente de EE.UU. Donald Trump resultó positivo a la COVID-19 hace que analistas políticos piensen en los posibles escenarios que se avizoran con esta situación.

Lee también

¿Cómo son las elecciones en EE.UU.? Guía rápida

De momento el mandatario no ha tenido síntomas graves y se reporta en buen estado de salud. No obstante, Trump es la persona de más alta influencia en el mundo reportada con la enfermedad hasta el momento, lo que implica que de todas partes del planeta haya personas atentas .

¿Qué riesgos tiene Trump?

Trump tiene 74 años de edad, mide 1.90 y pesa 110 kg-. Esto quiere decir que estamos frente a un paciente con obesidad y edad avanzada, dos de las comorbilidades asociadas a la COVID-19.

No obtsante, no todos los pacientes evolucionan de la misma manera, y en el caso del presidente de EE.UU., hasta el momento presenta síntomas leves, entre ellos tos, fiebre y congestión nasal de acuerdo con un reporte citado por BBC.

Según alertó un portavoz de la Casa Blanca en un comunicado: «El presidente Trump está con buen ánimo, tiene síntomas leves y ha estado trabajando todo el día».

Agregó que como precaución, y siguiendo la recomendación de su doctor y expertos médicos, el mandatario trabajará desde las oficinas presidenciales de Walter Reed durante los próximos días. Este es un centro hospitalario militar ubicado en Maryland.

Teniendo en cuenta esta situación,estos son algunos escenarios claves respecto a la enfermedad de Donald Trump.

Electoral

De cara a las elecciones del próximo 3 de noviembre, lo más preocupante a priori son los debates. Sin embargo, ya fuentes cercanas al líder estadounidense aseguraron que podrían ocurrir incluso de manera virtual, de acuerdo con Mica Mosbacher, miembro del equipo de asesores de la campaña de Trump.

Por su parte el candidato demócrata Joe Biden ha dado negativo y le ha deseado recuperación a Trump. Igual el vicepresidente Mike Pence ha sido negativo a las pruebas.

Otra arista del problema electoral es cómo deja a los votantes la noticia. Aunque puede ser impredecible el escenario en los próximos comicios, lo cierto es que estamos ante un Trump que utiliza su enfermedad para enviar un mensaje claro de fortaleza. Además se «suma» al pueblo norteamericano en un padecimiento que ha tomado muchas vidas en el país.

Trump incapacitado por la COVID-19

Las afectaciones a la salud producto de la COVID-19 en Donald Trump podrían implicar que deba relegar funciones. En el caso de que este escenario ocurriera, sería Mike Pence, vicepresidente, el encargado de asumir las funciones del líder, según la 25ª Enmienda de la Constitución.

Cuando el presidente se recupere, puede regresar a su cargo. No obstante, si Pence también quedara incapacitado, bajo la Ley de Sucesión Presidencial la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, sería la siguiente en la fila.

Pelosi ha tenido rencillas en el pasado con Donald Trump. Incluso, llegó a ser una de las figuras que abogó por el proceso judicial contra el mandatario. Este escenario podría desembocar en batallas legales para evitar que Pelosi se haga del poder.

2 thoughts on “Trump positivo a la COVID-19: riesgos y escenarios posibles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: